sábado, 19 de agosto de 2017


Nosotros
que somos testigos 
de la última humanidad
miramos asombrados
y sin poder evitarlo.

Deberíamos decidirnos
finalmente, retirarnos,
a un prado lejano
rescatando
los valores últimos
de una humanidad
con destino añejado.

¿Cambiaría eso algo?
¿Dónde nos ocultaríamos
estando todo sitio 
contaminado?

¿Sería suficiente alejarnos?
¿Se puede vivir entre tantos humanos?

No queda mucho por proteger
por rescatar
pero seguiremos intentando.
Conocemos el final
pero luchamos por ese algo
que permanecerá latente
hasta que la fértil tierra
sea propicia de nuevo
para que la magia
nazca en silencio.

Me gusta la gente que ríe con ganas
al demonio risas recatadas.

Yo, que vivo,
en el otro costado del mundo
no aconsejaré como vivir
aún sigo comenzando
pero se lo que no deseo
lo que no me identifica
lo que no es parte de mi tiempo.

Mis victorias
las mido con abrazos
con la sonrisa cómplice
de algunos compañeros.

Mis victorias
no se miden con monedas, es en vano,
querer comprar amor, fidelidad,
con dinero.
Gracias a las circunstancias
he aprendido de eso.

Aunque aún me deslumbre algo brillante
no existe mediador
entre las tierras
es el alma quien se expresa
sincronías
coincidencias.

La simbología
abre un espejo
y, entre sueños,
aparece el caminante
entre planetas
siempre surge
el ave compañera.

Aprenderemos a volar, ya lo hemos hecho,
lentamente
y con paciencia.

sábado, 12 de agosto de 2017

El testigo

Únicamente yo he escapado sólo para expresaros...
mi pensamiento.
Oscurecido como el agua por el viento...

Siempre hay alguien
para decírselo ¿no es cierto?...
Alguien elegido por la oportunidad de verlo,
por la casualidad de la visión,
por la coincidencia del momento,
desprevenido, inadvertido, desarmado,
sin pensar en nada... y sucede, y lo ve...
Atrapado en esa intrincada red
de haberlo presenciado, haberlo visto...

Fui Yo.
Yo solo. Únicamente yo. El momento
nos envolvió con su torcida sonrisa
de terrible incredulidad.

Yo solo. Únicamente yo, para contaros...
Yo que no he comprendido nada, no he conocido
nada, no me han respondido nada.

Archibald MacLeish, J.B.

martes, 25 de julio de 2017

"Siento tanta pena al contar estos recuerdos. Hace ya seis años que mi amigo se fue con su cordero. Y si intento describirlo aquí es sólo con el fin de no olvidarlo. Es muy triste olvidar a un amigo. No todos han tenido un amigo. Y yo puedo llegar a ser como las personas mayores, que sólo se interesan por las cifras.  Para evitar esto he comprado una caja de lápices de colores. (...) Titubeo sobre esto y lo otro y unas veces sale bien y otras mal. Es posible, en fin, que me equivoque sobre ciertos detalles muy importantes. Pero habrá que perdonármelo ya que mi amigo no me daba nunca muchas explicaciones. Me creía semejante a sí mismo y yo, desgraciadamente, no sé ver un cordero a través de una caja. Es posible que yo sea un poco como las personas mayores. He debido envejecer".


"I haven´t really ever found a place that I call home
I never stick around quite long enough to make it
I apologize that once again I´m not in love
But it´s not as if I mind
that your heart ain´t exactly breaking"

El equilibrio

Esta tumba
llena de honores
este calvario desesperado
esta escalera tan empinada
con estos sueños
tan espinados
todos los cuervos
que despertaron.

¿Será posible, mi viejo Mago,
que sea una cara
de la moneda?
A fin de cuentas
no está completa.

Sigo esperando el complemento
el equilibrio de la balanza
que convenza a un Thot
malhumorado.

Epifanía


Ahora entiendo
el papel de guardianes
de las pequeñas chispas de magia
repartidas por el mundo.
Incipiente luz
que de no ser preservada
yacerá dormida.

De a poco observo
en retrospectiva
las piezas del puzzle
de esta vida
las líneas que doblan
los espirales
consecuencias raras
inesperadas
para llegar, ya siendo hombres,
donde hoy estamos.

Gracias por tanto
mi viejo Mago
la epifanía
que se dormía
pero entre sueños
ha respondido.

Ahora observo
este destino
que me ha tocado
ya divertida.

Tiene sentido, se lo agradezco,
cada respuesta
y esas señales
que me gritaban 
y no veía.