jueves, 29 de junio de 2017


Después de tanto
caminamos
por la era de los humanos
un tanto desconfiados.

Pero hemos amado
por eso regresamos.
Queremos disfrutarnos
fragmentados.

Debíamos aprender a confiar
a entregarnos.
Si no aprendemos
habrán otras vidas
pero nunca
estuvimos tan cercanos.

Porque no te necesito para ser feliz
para vivir con alegría, comprendo,
lo puro del sentimiento.

Porque entiendo
no espero
que sientas lo mismo.
Sólo espero
que cuando lleguen las sombras
me avises
sabré enfrentarlas
estaré allí
luchando
codo a codo la guerra contigo
como fue una vez,
como siempre ha sido.

Aquí estoy, querido,
comprándome tacones
fingiendo ser rebelde.

Cuando la verdadera guerra era
empuñar la lanza
gatillar el arma
era fácil comprenderla.

Ahora
libertad se trata
de cosas más abstractas
de odios inexpugnables
de recolectar almas.

¿Cómo saber cuando hemos acabado?
¿Cómo saber
si quedan amas
de aquél viejo ábol
de la serpiente tentadora
de la fruta enamorada?

Acá las princesas se retratan
por dos o tres monedas
en cualquier tugurio inepto.
Pero visten Chanel y Versace.


Por ahí aparece 
un lobo feroz
fugazmente interesante
no lo tomarán en cuenta
si no conduce un Audi.

¿Queda algo por ver, señor mío?
Es que, acaso, ¿puede ya asombrarme algo?
Si ya hasta los sapos me aburrieron.
No es que sea exigente, tan solo
he involucionado
me contagia la pesadez
de un mundo tan humano.


Cuando le dije que a su edad
uno esperaría que tuviese
"los huevos bien puestos"
¿me habrá mal interpretado?

Con todo
-reconozcámoslo-
fue muy graciosa
su inmensa necesidad de reconocimiento
y mis ganas de desquiciarlo
no combinaban
eran un conjunto mal armado
entre tacones
y capa de agua
desafinábamos.

La identificación fálica
con su auto
era abrrida y sub urbana.
Merecía que me burlara.

Mi intención no era mala
aunque sí desubicada.
De pronto me arrepiento
(sólo un poco)
no haber saltado
a la mesa de los estirados,
moverles el palo
de ese trasero
tan perfumado.

Pero al cabo,
habría sido igual de tedioso
como despertar
sin haber amado.

sábado, 27 de mayo de 2017

Antes de decir que no, pensá que algún día te vas a morir. Sí, te vas a morir.

Metete al mar, despeinate... que la sal te endurezca el pelo y la piel, que te despinte. Metete de día, de noche... que una ola gigante te lleve a pasear y la arena se te meta en los calzones. Que el "toples" sea por la fuerza del agua, menos sexy y más divertido. Cagate mucho de risa, enterrate en la arena, hacé un castillito... sí, estás peludo, pero las ganas de hacer un castillito no se van jamás.

Tirate en paracaídas que tenés más probabilidades de morirte entrando el auto a la cochera de tu casa, cruzando la avenida apurado para ir a laburar, o de un ataque al corazón post- estrés, post- chatarra, post- depresión. Acostate con tu perro y llenate la ropa de pelos, escuchá su corazón... ese sí que late por vos.

Juntate con tus amigos aunque no tengas un puto peso. Siempre hay un paquete de arroz por ahí, o unas criollitas. Juntate con ellos y meate de risa y si los ves con el celular, tiraselos por la cabeza. Putealos, que están ahí con vos... el resto puede esperar. Coman el asado, vayan a la montaña, ponganse en terlipes en el medio de la calle. Sólo para reír. La amistad sana y no hay antidepresivo que le toque los talones.

Viajá. Ahorrá y viajá. Quizás cuando termines de pagar la ropa que te estás comprando ya la hayas dejado de usar. Quizás cuando termines de pagarte tu casa se haya llevado la deuda... toda tu energía. Quizás cuando termines de pagarte el auto te hayas acostumbrado a caminar. Quizás cuando termines de pagar el microondas te des cuenta de que como calentar en el horno no hay. El somnier extra súper archi blah blah "King" puede esperar, mejor una garrafita para la montaña. Escuchame pendejx, viajá.

Viajá, viajá para enriquecer el alma. Conocé gente, culturas, idiomas. Viajá para ver y escuchar que el amor en todos lados tiene la misma lengua. Viajá, tirate al pasto. Vaciá cuarenta y cinco termos de "meta mate y charla" y que te quede la lengua verde de chupar la bombilla mientras guardás las fotos de ese paisaje en tu cabeza. Y si no hay guita, andate igual. Andate abajo de una planta. Tres frazadas, fideos blancos y nada más.

Escuchá, escuchá a tus viejos. Preguntales todo lo que no sabés, todo lo que pasó. Cuántas veces amaron y cuántas perdieron un amor. Preguntales que querían ser de grandes cuando eran chicos. Preguntales porqué carajos no lo hacen si están vivos. Hablá, hablá con ellos que te escuchan hasta en silencio. Deciles que los querés y metete el orgullo post-moderno liberal de "todo me chupa un huevo" en el culo. Porque ellos también se van a morir. Abrazalos como si fuera la última vez... que ni las velas de cumpleaños, ni las estrellas fugaces, ni las vaquitas de San Antonio tienen el poder de conceder la inmortalidad.

Decilo todo. Decilo, escribilo, transmití. Sacate la vergüenza de las venas. Decile que la querés, decile que lo amás. Metele un beso para que no se olvide más. Decile que te dormís y te levantás pensándolo/la. Decile, decile todo lo que se te cruce por el bocho. Sé asquerosamente romántico/a. Empachate. Dejá de hacerte el/la durx que todos bien sabemos lo que siente el otro. Así que... decilo. ¿Qué podés perder? Decile lo que te gusta, lo que te enloquece, lo que te excita.
Dejá de sobarle la espalda a la tristeza y abrazala, abrazala fuerte y que se vaya un tiempo para volver fresquita como una lechuga y así... la volves a abrazar.

Antes de tener hijos... sé un niño, sé un niño todo el tiempo que más puedas. Dormí, salí, reíte, comé chocolates y gomitas y reíte. Fulminá tu juventud... antes de envejecer. Y cuando te pongas viejo, contale a la generación entrante... qué significa cada una de tus arrugas. No les dejes tu cuerpo gris, dejales tus ganas de vivir. Dale viejo, dejalos que jueguen a la pelota en la siesta ¿Te acordás cuando jugabas a la pelota en la siesta? Dale, no llames a la policía. Comprate un paquete de bombitas y cuando te toquen el timbre mojalos también. Dale viejo, viejo las pelotas. Sí, viejas las pelotas pero sangre en el pecho. No fué hace tanto viejo, acordate y reíte con ellos... antes de decir que no.

Autora: Maru Leone

lunes, 22 de mayo de 2017

Ahora que me empapo de sociedad,
que la voz calla
y comienzo a sentir
un poco de asco por mi misma -recuerdo-
mi niñez
y esa certeza.

¿En qué punto
anudé los hilos?
¿Cuándo
comencé a andar a tientas?

La voz que mengua
y sé que morirá
ha sido
la guía correcta
pero
reconocerla
volcarme a ella
fue siempre un desafío
temo
perder lo poco que me queda
de racionalidad.

He sabido caminar
por el medio
-eso ya no es opcional-
debo elegir ¿verdad?
si la escucho
¿los círculos
se volverán a armar?
Nada queda por decir
que no se haya dicho
nuestros actos
sientan precedente
la fe se pierde.

Cuando el puerto
deja de ser seguro
más vale sumergirse en la tormenta,
esperar a que la vida te sorprenda.

Hay que ser valiente
jugarse
dar la cara
animarse a disfrutar
cada mañana.

Cuando a la carreta hay que echarle gasolina
el caballo se dispuso a descansar
es mejor no molestarlo
dejarlo en paz.
Merecemos nuestros sueños
que nos quieran de verdad.

jueves, 18 de mayo de 2017

Be Yourself


Viaje con esa triste mirada a aprender con los ángeles...

Someone falls to pieces 
sleeping all alone, someone kills the pain. 
Spinning in the silence 
she finally drifts away. 
Someone gets excited in a chapel yard 
and catches a boquet. 
Another lays a dozen 
white roses on a grave 

And to be yourself is all that you can do 
To be yourself is all that you can do 

Someone finds salvation in everyone, 
another only pain. 
Someone tries to hide himself 
down inside himself he prays. 
Someone swears his true love until the end of time, 
another runs away. 
Separate or united, 
healthy or insane 

And to be yourself is all that you can do 
To be yourself is all that you can do. 
To be yourself is all that you can do 
To be yourself is all that you can do. 

Even when you've paid enough 
been put upon or been held up. 
Every single memory of 
the good or bad, faces of luck. 
Don't lose any sleep tonight, 
I'm sure everything will end up alright. 
You may win or lose. 

But to be yourself is all that you can do, eh 
To be yourself is all that you can do. 

To be yourself is all that you can do, eh 
To be yourself is all taht you can do. 
And to be yourself is all that you can 
Be yourself is all that you can 
Be yourself is all that you can do.